S?bado, 26 de septiembre de 2009

Hola a todos.

Aunque parezca una tontería, este es un día importante para mí. Tenía pendiente desde hace meses borrar la mayoría de números que tenía guardados en mi móvil y los SMS enviados (los recibidos los fulminé hace unas semanas). Hoy, después de dos meses de vacaciones, me ha dado por ponerme a ello y lo he conseguido. Más de 60 mensajes (de los cuales, el 99% eran para B) y más de 50 números de teléfono (de los cuales, 6 eran de B).

Pensaba que borrar/leer cosas que me recordaran a B me dolería, pero no ha sido así. Es lo último que me quedaba que tuviera que ver con él y, desde hace un rato, ha dejado de existir.

Quedan guardados todos los SMS y números (es algo que hago siempre: guardar en el ordenador los mensajes recibidos y enviados, además de los números que alguna vez he tenido en mi agenda), pero eliminar esos teléfonos es dejar de esperar volver a saber de esas personas

He borrado números de cuyos propietarios no espero, ni quiero recibir nada. Han pasado a formar parte de la agenda del Word y han desaparecido de la agenda del móvil familiares, compañeros, ex compañeros, ex amigos, ex conocidos, ex desconocidos, un par de profesores y algún que otro ex contacto del chat-MSN. En definitiva, gente que, en su mayoría, no vale la pena y con quienes, hace tiempo, tenía algún tipo de relación. También, personas que siguen estando ahí, pero cuyos números no utilizo. Los números que mantengo no llegan a 20 (sin contar los típicos de Policía, Bomberos, etc. porque nunca se sabe cuándo pueden hacer falta) y sé que, en un tiempo, volveré a hacer limpieza y muchos de estos quedarán eliminados. Son ciclos.

Por eso, limpiar mi agenda es como limpiar mi vida. Es tamizar y dejar sólo lo que actualmente existe para mí, dejando atrás lo que en su día fue y hoy ya no es. Es hacer borrón, pero sin cuenta nueva. Hace falta armarse de valor y ser fuerte. Tenía que estar preparada para no sufrir. También debía tener ganas y no estar vaga. Hoy, era el día. Es curioso que, en vacaciones, no me dignara a hacer nada de esto y, ahora que he vuelto a clase y, justo después de haber hecho un trabajo, me haya dado por barrer el móvil.

Cambiando de tema, he hecho otro cambio en el blog: he cambiado la forma de ver los artículos... ahora, se ve el texto completo sin necesidad de entrar a ellos. Espero dejar de cambiarlo ya, pero es que sigo sin estar 100% satisfecha con la apariencia del blog.

En fin, esto es lo que hay.


Publicado por Desde-dentro @ 22:25
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios